La importancia de un cepillado diario

03 Jun by Juan Muñoz
La importancia de un cepillado diario

La higiene dental es tan importante como cualquier otro tipo de higiene diaria que llevemos a cabo. Por eso es imprescindible realizar un buen cepillado diario para poder tener una correcta salud bucodental.

¿Por qué es tan importante el cepillado dental diario?

Hay personas que creen que cepillarse los dientes es simplemente para tener la sensación de frescor en la boca y en el aliento pero este acto sirve para mucho más.

Todos sabemos que debemos realizar una limpieza bucal después de cada comida pero es muy muy importante que el cepillado de la noche se haga y, por supuesto, se haga bien.

Resulta que por la noche nuestra boca produce menos saliva que durante el día, esto pone en riesgo nuestra salud dental puesto que la saliva es la que se encarga de ayudarnos a protegernos de virus y bacterias.

Lavando tus dientes como mínimo tres veces al día (después de las comidas principales) consigues:

  • Eliminar la placa bacteriana existente.
  • Evitar caries y enfermedades en las encías (periodentales).
  • Tendrás menos riesgo de padecer halitosis (fuerte olor en el aliento).

Cómo me lavo los dientes correctamente

Son muchas las personas que creen que con pasar el cepillo y enjuagar la boca los dientes ya están limpios pero… hay que conocer algunas pautas para hacer un correcto cepillado. Veamos cuáles son:

  • El cepillo debe colocarse de forma horizontal y realizar un movimiento de arriba a abajo, con cuidado y en todos los dientes de la boca (tanto los superiores como los inferiores).
  • Es importante que cepilles los dientes también por su cara interna. Para hacerlo hay que colocar el cepillo igual que en el paso anterior y siempre limpiar desde la encía hacia afuera.
  • Antes de acabar pasa el cepillo por tu lengua para retirar posibles bacterias que hayan quedado acumuladas. Hay cepillos que incluyen su parte exterior destinada para esto y también existen unos limpiadores de lengua específicos.
  • Se recomienda pasar el hilo dental.
  • Para acabar un enjuague bucal, puedes preguntar a tu odontólogo para que él te aconseje el mejor para tu boca.

Conseguir llevar a cabo estos pasos es muy sencillo comparado con los problemas y dolores que pueden generarnos enfermedades como la periodontitis, caries, gingivitis y halitosis, entre otras.

¡Lávate los dientes y conserva tu dentadura perfecta! Además, acude a las revisiones periódicas con tu dentista, él te ayudará con la prevención.

Lunes a jueves de 8h a 20h
Viernes de 8h a 17h
Horario de
atención