Cómo prevenir la gingivitis

03 Ene by Juan Muñoz
Cómo prevenir la gingivitis

El término gingivitis se utiliza para hacer referencia a la inflamación de las encías. Existen muchos métodos o consejos para prevenirlo, pero ninguno más importante que el cepillado.
En el cepillado oral, lo habitual es que nos centremos en los dientes pero nos olvidamos de los tejidos blandos, como son la lengua, las mejillas y la encía.

La limpieza de las encías, primordial para prevenir la gingivitis

Para conseguir prevenir la gingivitis hay que modificar ligeramente el cepillado habitual. Se deben colocar los penachos con una inclinación de 45 grados sobre la encía más cercana al diente y con un movimiento de arrastre, movilizar el cepillo hacia el diente. Esta acción debe realizarse siempre con delicadeza, en toda la boca y en las dos caras del diente, hacia la lengua y hacia el vestíbulo.
Es entre el cuello del diente y la encía el lugar en el que las bacterias comienzan a producir la gingivitis por lo que su limpieza es primordial.
Otra zona crítica es la interdental, por lo que el cepillado se debe combinar con la seda o el hilo dental. Estas acciones complementarias al cepillado son esenciales para permitir una buena higiene entre los dientes, lugar en el que se acumulan muchos restos de alimentos.
Un factor a tener en cuenta es el sangrado de las encías. Lo habitual es que cuando esto ocurre, las personas dejen de cepillarse y esto supone un grave error. La sangre es el mejor indicativo de que algo no va bien, su presencia quiere decir que hay januvia o grado de inflamación en la zona. La actuación correcta es mejorar el cepillado cuando el plasma aparezca y poco a poco irá disminuyendo.

Etapas propensas a sufrir gingivitis

Existen dos casos en los que hay que tener un especial cuidado en las encías por el mayor riesgo a la aparición de gingivitis. Se corresponde con el periodo de la pubertad y con el embarazo, periodos en los que hay que tener una higiene aún más meticulosa. El aumento en la producción de hormonas facilita que se desencadene la inflamación y se altera la salud bucal.
Si no se adquiere un correcto hábito en el cuidado de las encías, se pueden producir enfermedades más graves como la periodonditis, más conocida como piorrea, que conlleva a la pérdida de las piezas dentales.

Lunes a jueves de 8h a 20h
Viernes de 8h a 17h
Horario de
atención