Cómo cuidar de tu sonrisa cuando llega el frío

14 Oct by Juan Muñoz
Cómo cuidar de tu sonrisa cuando llega el frío

El cambio de tiempo y la llegada del frío siempre afectan a nuestro organismo a todos los niveles. También nuestra boca y nuestra sonrisa deben enfrentarse a las condiciones hostiles del exterior en invierno, y eso significa que vamos a tener que echarles una mano.
Por eso, desde nuestra clínica dental en Pamplona, queremos explicarte los tres problemas más frecuentes para la boca, y las formas de prevenirlos o solucionarlos. ¡Sigue leyendo!
Los tres grandes problemas bucodentales cuando llega el invierno
La sensibilidad dental

La sensibilidad dental es uno de los problemas dentales más desagradables para quien la sufre. Y, si el verano puede hacerse complicado con los helados y granizados, en invierno es mucho peor: las bebidas necesariamente calientes resultan inevitablemente dolorosas, pero es que el simple hecho de andar por la calle, recibiendo de cara el viento frío del invierno, ya puede provocarte ese dolor.
Algunos consejos para luchar contra la sensibilidad dental:
• En la calle, respira por la nariz en la medida de la posible, o al menos al inhalar. El aire que pasa por las fosas nasales se calienta, y llega a directo a la garganta sin tocar los dientes. Al respirar por la boca, que está a nuestra temperatura corporal, el choque del aire frío con los dientes provoca las molestias.
• Las pastas de dientes contra la sensibilidad dental pueden ayudarte a rebajar las sensaciones desagradables.
• Introduce en tu dieta aquellos alimentos que fortalecen los dientes:
o Naranja y manzana proporcionan vitaminas, pero además estimulan la producción de saliva, que protege la dentadura.
o Los lácteos como la leche, el queso o los yogures contienen tanto calcio como fosfatos, que neutralizan los ácidos que dañan el esmalte, y reponen el material ya dañado.
Las caries navideñas
Es un hecho: en Navidad relajamos la meticulosidad de la higiene dental, y además comemos durante muchos días productos que son potencialmente perjudiciales para nuestra salud bucodental:
• Bebidas azucaradas, carbonatadas y ácidas que ya de por sí acentúan la sensibilidad dental
• Turrones, polvorones, bombones y todo tipo de dulces.
• Mil manjares con todo tipo de salsas y acompañamientos que, unidos a esa relajación en la higiene, suponen gran cantidad de “provisiones” para las bacterias frente a una dentadura y encías desprotegidos.
Por eso es frecuente que, tras el periodo navideño, acudan a nosotros bastantes pacientes con caries ocultas que justo ahora, con el “plus” del turrón, han acabado llegando a la raíz y provocando dolor. Igualmente, aumenta el riesgo de padecer gingivitis o periodontitis.
Prevenir estos problemas pasaría por renunciar a cosas casi irrenunciables en Navidades, por lo que el mejor consejo es ser extremadamente cuidadoso con la higiene dental después de cada comida. No esperes más de media hora en cepillarte los dientes, ¡no les des tiempo a las bacterias a alimentarse y crecer!
Y recuerda que el hilo dental y el colutorio son los dos compañeros inseparables del cepillado, que acabaran con hasta el último resto de comida.
Los labios agrietados
Por último, y aunque parezca que no tiene tanta relación con los dientes, el problema de los labios agrietados es un clásico del invierno, que nos impide sonreír son molestias o dolor, y que tiene derivadas que no deben pasar desapercibidas.
Como que, a mayor sequedad de labios, menor protección y mayor tendencia a la sensibilidad dental.
O como que sobre la piel seca siempre se acumulan más bacterias, que introducimos en la boca al lamernos inconscientemente los labios. Por eso, cuando llegue el frío, no olvides un buen hidratante o bálsamo para los labios.
Y, por supuesto, si este invierno está dando muchos problemas de sensibilidad dental u otro tipo, no sufras ni un segundo más de lo necesario y pide cita con tu dentista en Pamplona. Juntos, encontraremos el tratamiento o la solución que te devuelva la sonrisa incluso en lo más frío del invierno.

Lunes a jueves de 8h a 20h
Viernes de 8h a 17h
Horario de
atención